Buenos días, les consulto para saber si podría solicitar una moratoria de mis préstamos por culpa del Coronavirus. Hasta el momento podía hacer frente a todos mis pagos sin problemas, pero por culpa del Covid-19 me he quedado en ERTE y ahora no puedo hacer frente a mis deudas. Me gustaría que me informarán de las opciones que tengo para dejar de pagar las cuotas de los créditos de una manera legal hasta que la situación vuelva a la normalidad y pueda volver a pagar las cuotas mensuales como hasta el momento.

¿Puedo solicitar una moratoria de mis préstamos?

Pasos para solicitar una moratoria

El 31 de marzo el gobierno español aprobó la ley de moratorias par créditos al consumo e hipotecas. El objetivo es que cualquier español que tuviese deudas de este tipo no se quedase atrás y pueda tener un poco de aire para poder pagar sus deudas cuando todo volviese a la normalidad.

Si te encuentras en esta situación, debes saber que actualmente te puedes acoger al decreto ley 11/2020 a través del cual podrás acceder a la moratoria que estás buscando. El banco o empresa de crédito tiene derecho a concedértela, siempre y cuando cumplas algunos requisitos, como estar al día en los pagos en el momento de solicitar la moratoria y demostrar que tus ingresos han disminuido de manera importante por culpa del Covid-19.

Si no puedes hacer frente a los pagos, actualmente puedes disfrutar de varias alternativas, las cuales te presento a continuación para que puedas elegir la que mejor encaja con tus necesidades. Lo importante es no caer en impago, lo cual haría que los intereses fuesen mucho más elevados y en consecuencia la devolución de la deuda sería todavía más complicada.

Moratoria de préstamo: es la opción de que la que te venía hablando. Este sistema consiste en pausar el pago de las cuotas mensuales de los préstamos o incluso hipotecas que tienes vigentes actualmente. Esa moratoria viene acompañada de un aplazamiento de la deuda, pero no de una generación de intereses. Esto significa que en el momento de volver a pagar las cuotas mensuales, todo volverá a ser igual que antes de la moratoria. La principal ventaja es que la paralización no va acompañada de intereses.

Solicitar carencia: en el caso de que la moratoria no sea una opción por diferentes motivos, otra opción puede ser la de solicitar una moratoria. Esto quiere decir que durante un tiempo determinado pagaremos una cuota más pequeña. Esa cuota nos permitirá seguir al pago de nuestras deudas. Durante ese tiempo, el cual dependerá del pacto que lleguemos con el banco o empresa de préstamos, solo pagaremos intereses y no capital. Cuando todo pase, volverás a amortizar capital. Es una ventaja de seguir estando al corriente de pagos cuando no tenemos suficiente capital para abonar la cuota íntegra como hasta el momento. Esta opción es perfecta para superar pequeños baches económicos.

Alargar la vida del préstamo: si las dos opciones anteriores no encajan con lo que estás buscando, entonces la siguientes solución es la de negociar el préstamo con el banco o empresa de mini préstamos. El objetivo es conseguir una ampliación de plazo de reembolso. De esta manera podrás conseguir una cuota mensual más baja cada vez, aunque tendrás que pagar durante más tiempo. Y como puedes imaginar, al alargar la vida del préstamo, a la larga terminarás pagando más intereses. Eso sí, con esta opción podrás tener la certeza de no en caer en una situación impago, en cuyo caso verías como los intereses serán mucho más elevados.

Como he comentado, hay diferentes vías para evitar la vía del impago. Estudia las diferentes posibilidades y quédate con la que te interese.

Hodnocení kategorie 4.5
¿Puedo solicitar una moratoria de mis préstamos? Avaluación de los visitantes 4.2/5 de 34 votos.
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...

Información Hiperprestamopublicidad