Dos datos que dan que pensar: en primer lugar, más del 50% de los españoles, y en especial de los trabajadores, no cuenta con un plan de ahorro ni realiza una planificación de sus finanzas domésticas, de acuerdo con un estudio reciente que encuestó a más de 2.000 personas. En segundo lugar, de acuerdo con datos oficiales del gobierno, la deuda de los hogares españoles representa un 60% del PIB, es decir, de la economía del país. En 2018, los préstamos personales y créditos al consumo se incrementaron en los hogares en un volumen de 7.300 millones de euros.

¿No puedes pagar tus deudas? Opciones para no entrar en un fichero de morosos

Las deudas y sus posibles soluciones

Si se pasa de estas cifras grandes a las cifras que nos preocupan, las de los hogares y de las personas, se descubre que, en muchos casos, en determinados momentos de la vida, muchas personas tienen que afrontar deudas, cuotas, pagos y gastos imprevistos, con el riesgo inmediato de no poderles hacer frente y acabar inscritas en un registro de morosos como ASNEF o RAI.

Una de las posibles opciones, reunificar las deudas, no siempre es posible, aunque si se utiliza de forma adecuada, permite una vía de financiación recomendable. Sin embargo, puede resultar cara a nivel de intereses y condiciones.

Ampliar plazos y comunicarse con la entidad

Por otra parte, comunicarse con el banco o entidad prestamista es esencial si se desea solicitar una ampliación de plazos. De hecho, es importante siempre contactar con la entidad del préstamo para informar de cualquier cambio en las circunstancias personales que pueda afectar a la devolución del dinero.

Si se pide una ampliación de cuotas, tener más tiempo para devolver un dinero permite que las cuotas sean más pequeñas y llevaderas. Esta medida se ha generalizado entre las modalidades de préstamos rápidos online, ya que las ampliaciones de plazo son ideales cuando el plazo no es muy largo o la cantidad a devolver es pequeña, y son inmediatos y muy flexibles a la hora de renegociar términos, condiciones y ampliaciones, además de que normalmente estas operaciones no implican un coste en comisiones adicionales.

Claro que, por supuesto, más tiempo para pagar implicará que se paga más en intereses, pero se evita el mal mayor de caer en un fichero de impagadores y morosos, cosa que tiene unas consecuencias indeseables a medio y largo plazo, desde no poder acceder a otros créditos ni productos financieros. Una vez se entra en un registro de morosos, es muy difícil salir de él y que nuestros datos se eliminen correctamente del historial.

Si bien hoy en día hay créditos personales online con ASNEF, que aceptan a personas que están en dichos ficheros como ASNEF, refinanciar una deuda ya existente con un préstamo debería ser la última opción, pero lo mejor es estudiar cada caso de forma individual.

Hodnocení kategorie 4.5
¿No puedes pagar tus deudas? Opciones para no entrar en un fichero de morosos Avaluación de los visitantes 4.2/5 de 27 votos.
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...

Solicitar online Finzmo

Préstamos fiables

1000
Monto del préstamo 50 € - 1 000 €
Interés 5 %
Madurez 5 días – 3 meses
300
Monto del préstamo 50 € - 300 €
Interés 0 %
Madurez 5 – 15 días
1000
Monto del préstamo 100 € - 1 000 €
Interés 0 %
Madurez 5 – 30 días