Pregunta de nuestro lector: Buenos días, le quería hacer una consulta sobre una hipoteca. Actualmente mi pareja y yo estamos en trámites de divorcio y me gustaría saber que sucederá con la hipoteca. Es un tema que me tiene muy preocupado, ya que mi pareja comienza a dar señales que no quiere hacer frente a dicha hipoteca.

¿Qué pasa en la hipoteca con el divorcio?

Respuesta a una hipoteca con divorcio

Es un tema más común de lo que parece. Cuando dos personas conviven y sobre todo se casan, lo normal es que quieran tener una vivienda en propiedad. En la gran mayoría de casos no se tiene el dinero necesario para hacer frente al pago de la vivienda. Esto se traduce en la solicitud de una hipoteca en pareja.

El problema viene dado cuando el amor se acaba y cada una de las partes quiere hacer su camino para ser feliz. En este caso la hipoteca sigue vigente y debe ser pagada. Al banco le da igual si la pareja está junta, si se va a divorciar… lo que quiere es que la hipoteca sea pagada de una manera u otra.

Hay que dejar claro que la hipoteca cuando se produce un divorcio tiene que ser pagada a partes iguales, es decir, al 50%. Ese porcentaje debe ser abonado por ambas partes, independientemente de la persona que se quede viviendo en la casa que está hipotecada. Esto quiere decir que a la hora de abonar la hipoteca, la misma tiene que ser abonada de igual manera por ambas partes. En este caso no se tiene en cuenta la persona que se queda en la casa ni tampoco los ingresos de cada una de las dos partes.

Pero el problema viene dado cuando una de las partes paga y la otra no. Es aquí donde vienen los verdaderos enfrentamientos entre las partes. En este caso se pueden dar dos supuestos.

Como he comentado antes, la hipoteca tiene que ser pagada sí o sí o el banco tomará medidas. Si una de las dos partes no paga, la parte pagadora tiene la opción de pagar todo el mismo, dejando constancia de que el pago solo lo ha realizado el y no su pareja. Como bien sabrás, si el banco no recibe su cuota mensual, ejecutará la hipoteca y al final las dos partes terminarán por perder la vivienda por falta de pago.

También queda la opción de apostar por la vía judicial para que un juez dictamine lo que hay que hacer. En ese caso se exigirá a través de un juez que la parte no pagadora pague su parte. En el caso de que esa persona siga sin querer hacer frente a su parte de la hipoteca, el juez dará orden de comenzar al embargo de sus bienes y o nómina.

¿Puedo solicitar una novación de hipoteca?

En el caso de que el divorcio sea de mutuo acuerdo y una de las partes esté interesada en quedarse la vivienda, puede ser una opción firmar una novación de hipoteca a favor de la persona que quiere quedarse la vivienda.

Una vez firmada la nueva hipoteca, lo que se hace es que la persona interesada se queda con el 100% de la hipoteca, es decir, la otra parte está exenta de los pasos mensuales. Para hacer esta operación, el banco tendrá que ser notificado y en ese momento la otra persona quedará exenta de la hipoteca.

La negociación es importante. En algunos casos, sobre todo cuando hay poca hipoteca pagada, la persona exenta rechaza todo. Pero en los casos en los cuales haya bastante pagado, entonces la persona que se queda con la vivienda tendrá que pagar X dinero a su expareja. Así ambas partes quedarán satisfechas y no habrá ejecución hipotecaria. Lo importante siempre es llegar a un acuerdo ya que es lo más beneficioso para ambas partes.

Hodnocení kategorie 4.5
¿Qué pasa en la hipoteca con el divorcio? Avaluación de los visitantes 4.2/5 de 99 votos.
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...

Información Hiperprestamopublicidad

Préstamos fiables