Requisitos para pedir una hipoteca

La compra de una nueva vivienda, supone un desembolso demasiado alto para cualquier economía que se precie. Salvo que seas multimillonario y puedas comprar tu casa al contado, lo más seguro es que necesites contar con una hipoteca. Una hipoteca es un préstamo que concede un banco, para que un particular pueda financiar la compra de una vivienda. Para un banco, conceder una hipoteca siempre supone un riesgo y, por lo tanto, no es algo que se conceda a todo el mundo. De hecho, dependiendo de la situación económica actual, los requisitos para obtener una hipoteca se pueden endurecer dependiendo del riesgo que esté dispuesto a sufrir un banco. En este artículo, vamos a ver algunos de los requisitos más habituales que debes de cumplir, para conseguir una hipoteca. Antes de continuar, debes de tener presente que estos pueden cambiar dependiendo de la entidad financiera en donde estemos solicitando la hipoteca en cuestión.

Estar libre de deudas

En primer lugar, uno de los más habituales, es estar libre de deudas. Si figuras en algún registro de morosos, como puede ser el ASNEF, te resultará más complicado el poder disfrutar de un crédito hipotecario. La razón es bastante sencilla y es que, un banco se fía menos de una persona que alguna vez en su vida no ha cumplido con una deuda. De esta manera, trata de informarte como desaparecer de estos registros si formas parte y trata de estar al día en tus obligaciones para poder acceder a una hipoteca con mayor facilidad.

Disponer de ingresos periódicos

Desde el momento en el que un banco te concede una hipoteca, este está pensando en como recuperarla. Desde luego, no existe una mayor garantía de devolución que contar con unos ingresos recurrentes. Llegados a este punto, existen algunos factores que juegan a nuestro favor, como por ejemplo demostrar que tenemos una determinada antigüedad dentro de nuestra empresa, ya que podremos avalar con una mayor facilidad un sueldo fijo mes a mes que nos permita garantizar los pagos de las cuotas de la hipoteca. Precisamente por esto, los parados lo tienen algo más complicado. Desde luego, no siempre es imposible, ya que los ingresos recurrentes no tienen que venir necesariamente de un puesto de trabajo, sino que también pueden provenir de una pensión o subvención que se consiga de forma fija cada cierto tiempo.

Solvencia financiera

La mejor forma de poderse asegurar una hipoteca, es demostrar que se tiene prácticamente un 30% del dinero ahorrado en comparación al valor de la vivienda. Este dinero ahorrado permitirá al banco tener la garantía de que se van a poder pegar un número determinado de cuotas y también demostrará que la persona que solicita la hipoteca cuenta con la capacidad de ahorrar, aspecto más que necesario para poder lograr la devolución de la misma.

Avales

Disponer de un aval es una clara ventaja a la hora de poder disfrutar de una hipoteca. Un aval, es una persona que ha firmado el responder ante nosotros en el caso de que se produzca un incumplimiento en el pago de alguna cuota de la hipoteca. De esta manera, el banco tendrá certeza de que existe una mayor garantía a la hora de devolver el dinero, ya que serían dos las personas implicadas en la devolución del préstamo.

Así mismo y como sucede con el titular de la hipoteca, será necesario que el aval demuestre cierta credibilidad financiera, para que el banco pueda tomarle en serio y lo considere como una posible solución en el caso de que se produzca un impago de la hipoteca.

Hodnocení kategorie 4.5
Requisitos para pedir una hipoteca Avaluación de los visitantes 4.2/5 de 97 votos.
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...

Información Hiperprestamopublicidad

Préstamos fiables